BBVA no devuelve las cláusulas suelo a sus empleados porque conocían “su funcionamiento”

  • El banco se ha negado a devolver el dinero correspondiente de la cláusula suelo a un hipotecado por ser empleado de la entidad.
  • Según las palabras del BBVA, su trabajador «no podía ignorar su existencia y funcionamiento».
  • Para el banco, el hipotecado pudo «conocer este tipo de cláusulas y sus efectos con anterioridad a la contratación de su préstamo hipotecario».

 

Varios empleados del BBVA se han dado de frente contra su propia empresa. El banco se ha negado a devolver el dinero que les corresponde por las cláusulas suelo a aquellos de sus trabajadores que contrataron una hipoteca con la entidad. Al ser empleados del banco, el BBVA entiende que los firmantes conocían cómo funcionaban estas cláusulas declaradas abusivas por la justicia. Según las propias palabras de la entidad, el empleado “no podía ignorar su existencia y funcionamiento”, razón por la cual el BBVA se ha reservado el derecho a no devolver el dinero a todos aquellos trabajadores que lo han solicitado.

“Puesto que tuvo la oportunidad de conocer este tipo de cláusulas y sus efectos con anterioridad a la contratación de su préstamo hipotecario, lamentamos informarle de que no podemos estimar su solicitud”. Con estas palabras el banco se niega a devolver el dinero que le correspondería a uno de sus empleados por las cláusulas suelo. Esta carta, a la que ha tenido acceso MONCLOA.COM, no es la primera vez que la reciben trabajadores de la entidad.

 

No se trata de un caso aislado, tal y como reconocen estas fuentes. En este caso, la carta a la que ha tenido acceso este medio hace referencia a un trabajador de Op Plus, una subcontrata del banco que lleva toda su gestión administrativa. En este caso, la entidad entiende que “por su especial cualificación como empleado del BBVA, la cláusula suelo no puede adolecer de falta de transparencia”.

Las palabras de esta carta redactada en 2017 (y que se ha enviado a otros trabajadores) han chocado en Op Plus. No solo porque se niegue la devolución de un dinero que le corresponde a los hipotecados tal y como reconoce el Supremo, sino porque reconocen a los empleados de la subcontrata como propios de la entidad. El banco aún se niega a aplicar el convenio que rige los contratos laborales del BBVA a los trabajadores de Op Plus porque, según una sentencia, no se considera que trabajen con dinero real. Pero sí a efectos de la devolución del importe derivado de las cláusulas suelo.

El BBVA ya tuvo que devolver alrededor de 100 millones de euros a miles de clientes por haberles cobrado cláusulas suelo que no figuraban en sus contratos hipotecarios, tal y como aseguran fuentes cercanas al banco. Según las respuestas de la propia entidad, se trató de un error operativo. Desde que la banca comenzara a devolver el dinero, el importe estimado que se ha reembolsado a aquellos que contrataron una hipoteca supera los 2.300 millones de euros. Pero eso solo por la vía extrajudicial.

Desde 2017 hasta este año, los bancos han recibido un total de 1,18 millones de solicitudes de devolución del importe derivado de las cláusulas suelo. Entre estas reclamaciones, están las de varios empleados del BBVA que no han recibido de vuelta al dinero. Según fuentes cercanas a la entidad, las palabras de muchos de los dirigentes a los que los hipotecados pedían explicaciones eran simples: “estamos en el mismo barco”.

 

La territorial sur del BBVA ya había advertido a sus trabajadores que no reclamaran la devolución de la cláusula suelo ni los gastos de formalización. Esto vino a raíz de que numerosos empleados reclamaran en masa que se les devolviera su dinero. Pero dos años después, la situación sigue igual.

 

UNA CLÁUSULA ABUSIVA

La cláusula suelo es una condición que imponían los bancos que impide a los hipotecados beneficiarse de las caídas del euríbor en su cuota. Esta cláusula establece un tipo de interés mínimo a pagar. En ocasiones, la entidad también llegaba a establecer una cláusula techo, que es aquella en la que se fija un tipo máximo. Y si el euríbor lo superaba, el hipotecado solo pagaría el tipo máximo establecido en el contrato.

Este tipo de cláusulas fueron declaradas abusivas en 2013 por la Audiencia Provincial de Barcelona. Después, tras varios periplos judiciales, el Tribunal Supremo, de acuerdo con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, confirmó la nulidad de dichas cláusulas y su carácter retroactivo total. Sin fecha. Se condenó a los bancos a devolver todo el importe correspondiente a los hipotecados. Y aún hay hipotecados que tratan de recuperar su dinero.

El BBVA ya avanzó a raíz de la sentencia que devolvería el dinero de las cláusulas suelo sólo “a la gente que tenga derecho”. Una consigna que aún siguen a rajatabla al entender que sus empleados no tienen ese derecho a recibir el dinero ya que conocían perfectamente, según su “opinión”, cómo funcionaban este tipo de cláusulas y que incluso algunos se beneficiaron de ello.

 

Fuente: Moncloa.com

 

1 de octubre de 2019 - Marcar el permalink.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies