Las cinco grandes tendencias en riesgos a los que se enfrentan ejecutivos, administradores y directivos

El abanico de riesgos a los que se enfrentan los ejecutivos o administradores y directivos –así como los escenarios de siniestros resultantes por parte de las aseguradoras– se ha ampliado notablemente en los últimos años. Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), en ‘Perspectivas de seguro de responsabilidad de administradores y directivos 2020’, señala cinco grandes tendencias.

Más litigios por “malas noticias”

“AGCS sigue observando un crecimiento de las demandas contra administradores y directivos por “malas noticias” no necesariamente relacionadas con los resultados económicos“, afirma Shanil Williams, responsable global de Líneas Financieras en AGCS. “Los escenarios contemplados incluyen problemas con productos, catástrofes provocadas por la acción humana, desastres medioambientales, corrupción y ciberataques“.

Este tipo de situaciones dan lugar con frecuencia a reclamaciones por valores o derivados presentadas por accionistas tras la caída de la acción o la investigación abierta por el supervisor como consecuencia de estas “malas noticias”.

Demandas asociadas al cambio climático

Crece el número de demandas en las que se acusa a las empresas de no haber sabido ajustar sus prácticas de negocio a las cambiantes condiciones climáticas. Las deficiencias en materia de responsabilidad medioambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) pueden hundir el valor de las marcas.

Demandas colectivas por valores bursátiles

AGCS ha observado una mayor receptividad de gobiernos de todo el mundo a la hora de admitir las indemnizaciones y demandas colectivas, especialmente en Europa, pero también en otros países como Tailandia y Arabia Saudí.

AGCS ha elaborado, junto con Clyde & Co., un mapa de peligros que analiza el riesgo de que una empresa sea objeto de demanda colectiva por valores en una jurisdicción concreta, tomando en consideración la disponibilidad y prevalencia de financiación ajena para pleitear, factor que se considera clave para el creciente número de demandas colectivas que se presentan en todo el mundo.

Impacto de quiebras y tensiones políticas

AGCS prevé un mayor número de insolvencias que podrían potencialmente traducirse en demandas contra los administradores y directivos. En 2019 las quiebras volverán a crecer, por tercer año consecutivo, más de un 6% en términos interanuales y se espera que en dos de cada tres países el número de solicitudes de quiebra sea mayor que en 2018.

Financiación ajena para pleitear

Las grandes tendencias anteriores se ven potenciadas por el hecho de que la financiación para pleitear se haya convertido en una forma global de inversión atractiva para inversores que, tras años de bajos tipos de interés, buscan una mayor rentabilidad.

Pese al gran debate sobre el modelo de remuneración de este negocio, la financiación para pleitear reduce buena parte de los costes iniciales que constituyen un obstáculo para las personas que buscan una indemnización. Muchos de los grandes financiadores de pleitos se acaban de instalar en Europa. Aunque Estados Unidos representa cerca del 40 % del mercado, seguido de Australia y el Reino Unido, comienzan a abrirse otras zonas.

El difícil mercado de seguros de D&O

Aunque el valor estimado de las primas de seguros de D&O ronda los 15.000 millones de USD, la rentabilidad del sector se ha reducido en los últimos años por la mayor competencia, el aumento en el número de litigios y la mayor frecuencia y gravedad de las demandas. El número de siniestros presentados a AGCS en los últimos cinco años se ha incrementado a tasas de dos dígitos.

Las aseguradoras se enfrentan a mayores costes legales no solo por la mayor actividad, sino también por el mayor número de siniestros y acuerdos extrajudiciales. Otro problema es que las demandas provocadas por eventos generan situaciones de agregación en las que se activan múltiples pólizas.

 

Fuente: ADN del Seguro

 

12 de diciembre de 2019 - Marcar el permalink.