Lady Gaga luce el diamante más caro en la historia de los Oscars, bien protegido

 

Lady Gaga, que finalmente se hizo con la estatuilla a la Mejor Canción Original con su tema Shallow, lució durante la gala de los Oscars un collar cuyo valor rondaría, según los expertos, unos 26’4 millones de euros (30 millones de dólares), sin contar con el valor como pieza de coleccionismo. Se trata del diamante Hope de Tiffany’s que lució la mismísima Audrey Hepburns durante las fotos promocionales de Desayuno con Diamantes. Una joya de 128’54 kilates, más de 80 facetas radiantes y 141 años de antigüedad. Es uno de los diamantes amarillos más grandes del mundo que Hepburn lució en 1961, para dar vida a Holly Golightly, engarzado en una gargantilla, que en 2012 se convirtió en un collar largo, con motivo del 175 aniversario de Tiffany’s, y que ayer Lady Gaga lució acortado. Su look de joyería se completaba con unos pendientes a juego, que elevaban el valor de sus joyas hasta los 44 millones de euros.

¿Y si una joya se cae por la Alfombra Roja?

A diferencia de lo que hacías Elizabeth Taylor y Joan Collins en los años dorados de Hollywood, que lucían sus propias joyas (compraban los modelos que lucían), hoy en día todos los estilismos tanto de vestuario como de joyería que las actrices lucen durante la gala de los Oscars no les pertenecen. Las firmas ceden joyas, vestidos y complementos por la publicidad que les genera.

El riesgo de robo o pérdida es real en estas joyas. Sin embargo, tal y como ha detallado la aseguradora Chubb al New York Times, estas joyas no suelen estar aseguradas, sino más bien escoltadas. Las grandes casas de joyería proporcionan seguridad y escoltas para las joyas. Las joyas se trasladan a los salones de belleza, residencia de los actores y hoteles con las máximas medidas de seguridad. El mayor riesgo se encuentra, no obstante, en la alfombra roja ante una posible caída y pérdida. Para ese momento están los escoltas (¡son escoltas de las joyas, y no de las celebrities!).

¿Cómo asegurar las joyas?

Las joyas, al igual que otros objetos como los cuadros o las colecciones, se consideran de valor, por lo que si el seguro de hogar no incluye una cobertura específica que englobe este tipo de enseres, puede darse el caso de que si ocurre un siniestro queden excluidos, tal y como explica Mapfre en su canal Hogar.

Para evitar sorpresas en el caso de que suceda algún incidente con las joyas, es fundamental revisar las condiciones del seguro de hogar para saber exactamente los bienes que quedan protegidos y añadir expresamente las joyas. De hecho, según el comparador de seguros Acierto.com, si tus joyas exceden los 3.000 euros o el 10% del contenido asegurado, es el momento de asegurarlas aparte.

Para incluir estas joyas en la póliza es preciso someterlas a una tasación para conocer el valor de cada una. La tasación debería incluir una descripción específica, el tamaño de la gema, los metales de los que está hecha, etcétera. Además, hay que especificar que están guardadas en una caja fuerte. De lo contrario, la póliza te costará unos 80 euros adicionales. Cuando el valor exceda los 6.000 euros habrá que acreditar su existencia mediante fotos.

Entre las compañías que ofrecen seguros de joyas encontramos Pelayo –con su Seguro Hogar Complex–, Ocaso –con su Seguro hogar 24–, Mapfre con su Hogar Platino, Mutua Madrileña con MM Hogar– y Zurich.

 

Fuente: ADN del Seguro

 

26 de febrero de 2019 - Marcar el permalink.