Un cargo de Fomento denuncia “un agujero de seguridad” en el accidente del Alvia

 
El director del Laboratorio de Interoperabilidad Ferroviaria del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) contradice a Adif y carga contra el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios

El director del Laboratorio de Interoperabilidad Ferroviaria del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), Jorge Iglesias, ha comparecido este miércoles en el Congreso para cuestionar la seguridad de la línea Santiago de Compostela – Ourense donde se produjo el accidente del Alvia en 2013 y criticar el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF). Para el ingeniero, que ayudó a diseñar los sistemas de supervisión de Adif y trabajó en la empresa ferroviaria durante más de siete años, la causa fundamental del descarrilamiento del tren en la curva de Angrois fue «la circulación del tren bajo un sistema que no supervisa su velocidad» (el sistema Asfa en lugar del más avanzado ERTMS). Una conclusión a la que según él habría llegado «cualquier experto que tenga un mínimo de dignidad profesional». En cambio, en una comparecencia posterior, recogida por Europa Press, la directora General de Seguridad, Procesos y Sistemas Corporativos de Adif, Esther Mateo, ha señalado que tras redactar el informe pericial de la línea llegó a la conclusión de que se cumplió «con la normativa de seguridad».

«No se puede tratar de esconder el motivo principal del accidente», ha asegurado Iglesias en repetidas ocasiones durante la comparecencia, en referencia a lo dicho por otros cargos o excargos públicos y a las conclusiones del informe de la CIAF. El ingeniero, cuyo cargo depende del Ministerio de Fomento, decidió enviar de manera voluntaria una carta para comparecer en la comisión porque consideraba que «se estaba faltando a la verdad» cuando Adif aseguró que las reglas de ingeniería de la corporación prescribían el no equipar con ERTMS la estación de Santiago. «Yo ayudé a redactar esas reglas y no dicen eso», explicó Iglesias, que cargó contra Adif por lo que consideraba «una decisión dolorosa y desafortunada».

Iglesias considera que el sistema ERTMS fue retirado de los últimos kilómetros de la vía por «simplificar» y por «la existencia de un dogma en Adif» que hace creer que el sistema Asfa es seguro hasta 200 kilómetros por hora, algo que para Iglesias «es negado rotundamente por este accidente». «No se es consciente de que se está bajando un millón de veces el nivel de seguridad. Tenemos que hacérnoslo mirar y cambiar hacia el futuro», pidió el compareciente.

El sistema ERTMS es un sistema de supervisión digital de los trenes que permite el frenado automático de los frenes si superan una cierta velocidad. Está presente en casi todas las líneas de alta velocidad, pero en algunas zonas se usa aún el Asfa, presente en el resto de la red ferroviaria, que depende del factor humano (maquinista) para funcionar correctamente. Hace algo más de un mes, Christopher Carr, jefe de seguridad de la Agencia Ferroviaria Europea que desmontó el relato del Gobierno de Mariano Rajoy sobre las responsabilidades del accidente de tren, aseguró que «si esta tecnología ERTMS hubiera estado activada en el tren el 24 de julio de 2013 el maquinista hubiera recibido una alerta momentos antes de llegar a la curva».

Pero, para Iglesias, lo más sangrante es el informe de la CIAF. «No puedo entender que no incluya entre sus conclusiones el motivo principal del accidente», criticó el experto, que aseguró que «el dolor que causa este informe a las víctimas del accidente no encuentra calificativos».

Iglesias ha asegurado que es consciente de que esta comparecencia «traerá consecuencias» para él, ya que su puesto es de libre designación, y se ha referido al miedo a disentir dentro del sector ferroviario, al que acusa de «corporativismo». Sin embargo, el técnico se ha negado, pese a las insistencias de los parlamentarios, a acusar a personas concretas, ya fueran cargos o excargos de Adif y Fomento, de mentir. «No me pidan juicios de valor, ya bastante tengo encima», aseguró a los diputados.

La directora de seguridad de Adif señala que «se cumplió con la normativa»

La directora de seguridad de Adif, Esther Mateo, ha comparecido posteriormente a Iglesias para ofrecer una versión distinta de los hechos. «Todas las personas que participaron desde el inicio hasta la puesta en servicio de la línea tienen responsabilidades en seguridad», ha señalado en relación a Iglesias. Además, ha recordado que existe un acta (que hará llegar a la comisión) en la que específicamente se trata el punto de la transición del sistema ERTMS a Asfa y se dice que el cambio se produce a 200 km/h, y ha resaltado que ese acta fue firmada y redactada por el propio Iglesias.

Mateo, en su comparecencia en la Comisión de investigación de dicho accidente en el Congreso, ha explicado que la desconexión del sistema ERTMS del convoy, que controla la velocidad del tren impidiendo una velocidad indebida, fue decisión de Renfe, que es la operadora y la responsable de analizar su propio «factor humano».

Preguntada por el diputado de ERC Gabriel Rufián sobre la razón para desconectar el ERTMS cuando en esa curva donde se produjo el accidente era importante controlar la velocidad, Mateo ha puntualizado que dado que la funcionalidad de ese sistema «daba error», «no cumplía con la normativa». En este punto ha recordado que los estándares de seguridad del sector ferroviario son altos y que el sistema Asfa funciona como está prescrito que funcione. «Tras el accidente hubo una revisión del sistema, se hizo una auditoria de las reglas de ingeniería y se convino que estaban bien aplicadas», ha señalado, antes de resaltar que «hoy sigue la transición en el mismo punto y nadie ha pedido que se cambie».

Mateo ha añadido que su trabajo pudo realizarlo con «total libertad», sin recibir presiones de sus superiores, en referencia velada a las declaraciones de Iglesias. La directora ha recalcado además que si bien ella no analizó en su informe el trágico suceso, sí que podía afirmar que todo accidente es «multicausal».

Fuente: EL PAÍS

12 de febrero de 2019 - Marcar el permalink.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies