Las rentabilidades históricas de los principales índices bursátiles muestran que la rentabilidad a largo plazo es muy atractiva

 

En todos los foros y charlas financieras es muy común escuchar que, a largo plazo, las rentabilidades de las inversiones en los mercados financieros son casi siempre positivas y muy atractivas.
Podemos preguntarnos cuánto de cierto hay detrás de esta afirmación: ¿de verdad existe cierta seguridad de que invertir a largo plazo en los mercados financieros da resultados positivos?
Para responder a esta pregunta en GENERALI hemos realizado un ejercicio consistente en calcular la rentabilidad anual de los principales índices bursátiles en función del año de entrada y de salida, para los últimos 20 años.
Por ejemplo, si un cliente invirtió en el Eurostoxx-50 en 2003 y salió en 2010, ¿qué rentabilidad obtuvo de media cada año? ¿Y si entró en 2008 (en plena crisis financiera) y rescató su inversión el año pasado?
Toda esa información la hemos presentado de forma gráfica en unas tablas que permiten consultar todos los datos y, más allá de eso, ofrecen una percepción visual muy clara: largo plazo la inversión en los mercados financieros ofrece una rentabilidad atractiva.

A continuación se presentan las tablas de rentabilidades anuales para dos de los principales índices bursátiles: el Eutostoxx-50 (principal índice europeo) y el Standard & Poor’s 500 (principal índice de Estados Unidos).
En ambos casos se puede observar cómo en las celdas de la esquina superior izquierda de la tabla –que se corresponden con las inversiones a largo plazo– reina el verde más absoluto, con rentabilidades anuales medias superiores a la inflación.

 

Fuente: Generali Informa

23 de noviembre de 2018 - Marcar el permalink.